Conoce a la autora

 

 ¡Bienvenidos a la entrevista personal de...!

¡Buenas a tod@s! Soy Elia Ríos, crítica de cine e internauta empedernida, y hoy estoy aquí con Sildhara

Para empezar esta entrevista y que la gente conozca a la persona con quien estoy hablando…

¿Puedes decirnos algo sobre ti? 

¡Claro!

Hola a tod@s, yo soy Sildhara.

Escritora novel de 29 años con muchas perspectivas de futuro, cuyas obras están a punto de despegar.  

 

¡Eso es genial! Pero... ¿Por qué elegiste escribir bajo pseudónimo?

¿Por qué Sildhara?

 

En principio fue por la comodidad de ser anónima y, después, porque me pareció una gran idea como marca personal. Este es mi gran proyecto, y cada obra tiene su imagen definida, así como su imagotipo dentro de la marca Sildhara y… Bueno, ideas de una ex-diseñadora gráfica, dejémoslo ahí.

Podría decir que es un pseudónimo como otro cualquiera, pero como decía mi abuela yo no doy puntada sin hilo y Sildhara es, a mi entender, el pseudónimo perfecto para mí.

 

Sildhara significa “La portadora de Luz”.

 

¿Portadora de Luz? ¿Dirías que ese es tu objetivo como escritora?

 

No me veo como una mujer con una linterna en la mano ni nada parecido, es algo más complejo. Digamos que siempre he sido muy observadora, desde pequeñita, y de todo lo que he podido apreciar en mis 29 años de vida, he aprendido que hay mucha oscuridad a nuestro alrededor, más de la que la mayoría de personas quiere ver.

 

Mi objetivo como escritora, en cada historia que escribo, fantástica o no, es hacer frente a esa oscuridad iluminándola y mostrándola al mundo. En mi opinión, es la única manera de acabar con ella o, al menos, ver qué se esconde en ella y saber hacerle frente.

 

Así como donde hay saber no cabe la ignorancia, donde hay Luz no puede haber Oscuridad.

 

¿Y cuál fue tu primer contacto con la escritura?

Cuando estás en el colegio, siempre te obligan a leer e inventar historias, a resumirlas y contar tus propias percepciones. Bueno, pues para mí no era una obligación, sino la mejor tarea del mundo. Me faltaba espacio para escribir, rellenaba páginas enteras e incluso los márgenes, hacía un mundo de mis cuentos y nunca me faltó imaginación para ello.

 

Disfrutaba como una niña de mi imaginación y, hoy en día, aún lo hago.

 

¿Alguna vez pensaste que acabarías siendo escritora?

Lo cierto es que no. Nunca lo pensé y, si soy realmente sincera, las asignaturas de letras nunca fueron mi fuerte. Lo que me encantaba era leer, eso se lo agradezco a mi madre y a mi hermano, que me inculcaron la pasión por la lectura desde pequeña.

 

Me di cuenta de que ese era mi camino al reencontrarme con mi primera novela.

 

¡Tu primera novela! ¿Cuándo la escribiste?

Tenía 16 años y, por entonces, mi forma de escribir era bastante caótica. Creo que nunca llegué a pensar en mis posibilidades como escritora hasta diez años después, a pesar de que compartí esa historia con algunas amigas y todas ellas, mis primeras fans, fueron un gran aliciente.

 

Era una novela fantástica, y no sólo por temática; Fue una luz que me señaló mi camino.

 

¡Diez años después! ¿Por qué tanto tiempo?

 

Supongo que la presión social me pudo. Tenía que estudiar, convertirme en alguien útil para la sociedad. Bueno, la cosa no fue muy bien en ese aspecto a pesar de mis reiterados esfuerzos por hacerme un hueco en el mundo del Diseño Gráfico Publicitario. Aun así, todos los caminos que he recorrido me han servido para ser útil de una manera diferente. Seguía teniendo una mente imaginativa que luchaba por no adaptarse a esa casilla en la que me intentaba meter a base de presión social. A veces ser tal y como eres es el mejor de los caminos hacia la felicidad.

 

Fue una señal del Universo la que me salvó de tan aciago futuro. Aún doy gracias por eso.

 

¿Estás trabajando en algún libro ahora mismo? ¿De qué se trata?

Actualmente, llevo adelante varios proyectos, pero hay uno en especial en el que llevo cuatro años trabajando… ¡Y los que me quedan! La saga Negro&Blanco (La Élite), y otras tantas novelas derivadas de esta gran historia, tratan de toda esa oscuridad que tendemos a ignorar, aunque sepamos que existe. Por resumir su temática; Es una novela basada en hechos oscuros y cómo sus personajes, mejores o peores, sobreviven a ellos. Trata sobre todo aquello que convierte al ser humano en lo que es hoy en día, cualquiera que sea su edad y cultura, redactado desde un punto de vista que sumerge al lector en cada situación y personaje, sin tapujos de ninguna clase. Empezó siendo una serie de relatos cortos eróticos que se transformaron con el tiempo en una compleja historia con vida propia.

 

¡Pronto estará a la venta el primer tomo, puede que antes de que acabe el año!

 

¿Qué respuesta ha tenido en tu entorno escribir una novela, en base, erótica?

Tengo el gran privilegio de contar con una familia que me apoya, sobre todo mi padre, que me ha ayudado mucho a ver mis fallos, y mi madre, que es una de mis mayores fans. He compartido esta novela con ellos sin ningún problema, como también lo he compartido de forma gratuita con los que hoy día considero parte de esta gran aventura en la que he recibido tantísimas respuestas positivas que ahora soy incapaz de parar.

 

El apoyo de mi entorno, y de los lectores que han seguido esta saga, es lo más satisfactorio.

 

¿Estás sumergida en algún nuevo proyecto?

Siempre llevo al trote varias historias diferentes, y entre ellas se encuentra la que yo considero ‘la joya de la corona’. La saga de Egea, de género fantástico, mi favorito, sin duda será un gran éxito el día que salga al mundo, cuando esté preparada para ello. Mientras, seguiré perfeccionando mis maneras y usaré todas las herramientas que encuentre en mi camino con el objetivo de ser el tipo de escritora que quiero llegar a ser.

 

Siempre se puede ser mejor, aprender y crear maravillas cuando crees en tus aptitudes.

 

Para terminar…
¿Tienes alguna anécdota que compartir, algo curioso que te haya pasado escribiendo tus novelas?

¡Por supuesto! La mejor de todas ellas, sin duda alguna, es la emoción que he conseguido transmitir gracias a cada personaje y situación. La angustia, el miedo, el odio o el amor y la alegría han transformado a mis personajes en pequeños Frankensteins… ¡Ahora están vivos!

Me encuentro muchas veces ante un nuevo capítulo sin saber qué va a pasar, y es el propio personaje, con sus experiencias, carácter y voz propia, quien me va guiando. He llorado y reído con ellos, he sufrido y me he enfadado pero, sobre todo… ¡He disfrutado y seguiré haciéndolo!

 

A veces llego a pensar que yo soy la herramienta para que cuenten su historia, y no al revés.

 

¡Gracias Sildhara!

A tí, Elia.

¡Y vosotros, lectores, no olvidéis echar un vistazo a su página!

 

  • Wix Facebook page

Gracias por tu visita

  • Black Facebook Icon
  • Black Blogger Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono Social Amazon
  • Black YouTube Icon
  • Twitter básica Negro
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now